Alumnos de una escuela secundaria de Catalunya protestan contra la homofobia

“Ser homosexual es tan antinatural como ser tuerto o cojo”. Esta frase, que parece salida de boca de uno de los integrantes del colectivo #conmishijosnotemetas, fue emitida por un profesor en una escuela secundaria de Catalunya. Acto seguido los alumnos a los que se dirigía abandonaron la clase.

Todo comenzó cuando este lunes, en la escuela Gili y Gaya de LLeida -una de las 4 provincias catalanas- el profesor de filosofía hablaba del amor y de los sentimientos en una de sus clases, el problema vino cuando se enzarzó en una discusión sobre las relaciones de pareja con un alumno.

Según ‘pontificaba’ el profesor, el amor de pareja sólo puede darse entre un hombre y una mujer. Un alumno se atrevió a cuestionarlo y le dijo que las relaciones amorosas también surgían entre personas del mismo sexo . “Eso sólo puede ser amistad”, dijo el maestro. Ante tal respuesta el alumno se levantó del pupitre y dejó la clase.

Pero lo peor vino después, el profesor perdió el decoro y le dijo al resto de sus alumnos que la homosexualidad era “antinatural”, así que de forma natural, en señal de protesta y en solidaridad con su compañero, la mayoría de los estudiantes dejó la clase a ver si así el “filósofo” reflexionaba sobre su revelada homofobia.

Por eso este miércoles, más de 200 adolescentes protestaron a las puertas del Instituto Gili y Gaya. Caras pintadas con los colores de la bandera LGTBI, carteles en los que se podía leer “love is love” y consignas a favor de la tolerancia fueron los protagonistas de una jornada en la que la indignación reinó.

“Señor profesor, la homosexualidad existe en 450 especies. La homofobia sólo en una. Las personas LGTBI no somo antinaturales, ni estamos enfermas. Las personas LGTBI queremos y follamos como queremos. Las personas LGTBI no permaneceremos calladas delante de las constantes agresiones que recibe nuestro colectivo”. (Palabras de uno de los alumnos del Instituto Gili y Gaya expresadas durante la protesta)

Además de salir a manifestarse, los estudiantes han denunciado al profesor ante la dirección del centro de estudios, y la directora les ha dado la razón. “El claustro educativo dice tolerancia cero contra la homofobia. Nuestra prioridad como proyecto educativo es formar personas libres, tolerantes y respetuosas”. 

Desde el “Departament d’Ensenyament”, responsable del sector Educación en Catalunya, se ha respaldado a los estudiantes y se ha dicho que el profesor quiere disculparse. Sin embargo, las disculpas no son necesariamente una muestra de tolerancia, nadie cambia de forma de pensar en 48 horas, menos en temas tan sensible como este.

Así que SÍ, en todas partes se cuecen habas, lo importante es cómo reaccionemos ante las muestras de intolerancia y hasta de indolencia por el bienestar de todos los integrantes de la comunidad. Las personas LGTBI existen, no podemos negarlas y mucho menos podemos impedirles desarrollarse social y afectivamente, eso SÍ que es ANTINATURAL.

 

#CONMIFAMILIADIVERSANOTEMETAS

La manida frase de una ideología de género inexistente en el currículo escolar peruano ha generado enfrentamiento entre diversos sectores de la sociedad. Hasta los puentes de la atestada vía expresa dan fe de las protestas en las que al grito de #conmishijosnotemetas, azorados manifestantes no sabían decir en que parte del documento del Ministerio de Educación se hacía referencia al temible concepto; y eso ocurre por dos razones:

  1. Porque ni se lo han leído
  2. Porque en todo el currículo no se hace referencia a la ideología de género

Durante todo este tiempo todo mundo se ha despachado a gusto con el tema. Desde diversas tribunas se han dicho mentiras y medias verdades sobre si a nuestros hijos e hijas se les enseñará que pueden cambiar de sexo a voluntad, o se les dará cátedra de como masturbarse; o si el “lobby gay” tomará por asalto todas las escuelas y una vez dentro contaminará y contagiará a nuestros pequeños con su pervertido estilo de vida.

Así las cosas, los heterosexuales podríamos ser eliminados de la faz de la tierra por el flagelo de la homosexualidad y, por eso; hoy más que nunca, nuestras hijas deben identificarse con el color rosa y las cocinitas; y nuestros hijos siempre de azul y la metralleta, como toca a todo macho pecho peludo que se precie. O sea, que viva el prejuicio, perpetuidad para el concepto del sexo débil y el ostracismo para todo aquel que se salga de los patrones establecidos.

Hace unas semanas acudí con mi familia a un encuentro de familias homoparentales en Barcelona, tanto mi hija de 10 años como mi marido y yo, NO fuimos acosados para cambiar de orientación sexual, ni de sexo; tampoco fuimos abusados o pervertidos por nadie, ni presenciamos obscenas escenas que nos hicieran salir corriendo del lugar. Lo que allí vimos fue a familias que, como cualquier otra, jugaban con sus hijos y compartían con los amigos un domingo distendido y grato.

Dolors y Elisabet son un matrimonio de lesbianas con tres hijos, según ellas no tuvieron nunca mayores dificultades para vivir y desarrollarse como pareja y como madres, sin embargo, tener una legislación que les protege les hace la vida más fácil. “Nunca nos escondimos de nada, pero si sabes que hay una ley que te ampara vas más tranquila por la vida”, dice Dolors.

Marlen y Josep son dos de los hijos de esta pareja, con ellos también pude hablar, y estaban asombrados e indignados de que aún existan lugares en donde no podrían vivir como familia, ni podrían tener los apellidos de sus madres en su documento de identidad. A partir de su experiencia de vida rechazan que los niños adoptados por familias homosexuales corran mayor riesgo de ser abusados y ‘catequizados’ en la homosexualidad.

La presidenta de laAsociación de Familias Lesbianas y Gays de Catalunya, Katy Pallàs, también estaba en la reunión de familias homoparentales y con ella conversé sobre la campaña que organizaciones como HazteOir.org y CitizenGo están realizando en todo España para evitar la enseñanza de unidades didácticas informativas sobre la diversidad afectiva sexual y de género. Estas organizaciones son las que también han alborotado el gallinero peruano con este tema.

Los Román Freixenet son una pareja gay, ellos tienen dos hijos y no conciben una educación que no informe sobre la diversidad que nos rodea. “La gente es como es, intentar que en un colegio no se explique: que la bisexualidad, la intersexualidad y la homosexualidad existen; eso sí que es pervertir la realidad”, dice Jordi, uno de los padres de la pareja. Dani el más pequeño de la casa manifiesta que hay niños que se ríen de él: “pero yo paso de ellos, porque para mi tener dos padres es normal; es como tener una madre y un padre”.

Conclusiones:

  • La homosexualidad no de se contagia ni se transmite
  • No se puede tapar el sol con un dedo intentando dejar la diversidad sexual fuera de la enseñanza escolar-Los homosexuales no pervierten ni abusan de sus hijos ni de las personas a su cargo en mayor medida que lo hacen los heterosexuales.

Según la fundación catalana “Vicky Bernadet”, que trabaja en la atención integral; prevención y sensibilización de los abusos sexuales a menores cometidos en el ámbito familiar y en el entorno de confianza del niño, “el abusador de menores no es homosexual o heterosexual tal como lo entendemos; el abusador puede tener alguna preferencia, por eso al referirnos a ellos hablamos de pedófilos, de pederastas,pero no de homosexuales o heterosexuales”[…] “En España,ni siquiera hay estudios respecto al abuso de menores cometido por padres homosexuales y esto es porque no se ha visto la necesidad de hacerlos, porque no es un problema al que nos enfrentemos”.

Así que, menos cucufatería y más tolerancia, empatía y respeto con quienes nos rodean. Segregar, discriminar y hasta maltratar al otro porque no es como dicen sus genitales, o como dice la iglesia, o porque debiendo vestir de rosa viste de azul, es volver a épocas en las que se podía quemar a las mujeres con la simple acusación de que eran brujas. Y ya no estamos allí.

Enlaces relacionados:

Secta de la ultra-derecha católica “El Yunque”, intenta aplastarla diversidad de género en las aulas

Un peruano y un catalán, esposos y padres adoptivos de un niño, cuentan su historia

El Pride day también es un día para celebrar en familia

En democracia, España juzga al ex presidente de Catalunya por realizar una consulta ciudadana

El avance del proceso independentista catalán podría cobrarse sus primeras víctimas. Tres ex altos cargos del gobierno de la Generalitat han sido llevados a juicio por permitir que su pueblo se pronuncie en las urnas (Foto: Òmnium Cultural)

(Este artículo también ha sido publicado en https://teleoleo.lamula.pe/2017/02/08/en-democracia-espana-juzga-al-ex-presidente-de-catalunya-por-realizar-una-consulta-ciudadana/leoperezdurand/)

Hacía frío, menos de 9 grados, aún no eran las 8 de la mañana y 170 autobuses llegaban al centro de Barcelona, explicablemente los accesos a la ciudad estaban colapsados. Cuarenta mil personas, procedentes de las 4 provincias catalanas, se apostaban en los alrededores del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, era el día en que se iniciaba el juicio a Artur Mas, el ex presidente de la Generalitat que osó dar voz a su pueblo. Y su pueblo acudía a apoyarle.

Era lunes, día laborable y 40 mil personas -según la guardia urbana de Barcelona- habían dejado a un lado sus obligaciones por una mayor, la de mostrarle al resto de España que en Catalunya, como en Fuente Ovejuna, “todos a una”. Y es que a Mas se le acusa de “desobediencia grave y prevaricación” por haber permitido que se lleve a cabo la consulta del 9 de noviembre de 2014 (9N). A través de la misma se pretendía saber si los catalanes querían un referéndum para preguntar por la voluntad de independizarse de España.

Desde hace algunos años, cada 11 de setiembre -el día de su fiesta nacional- Catalunya, sale a las calles a manifestarse pacíficamente demandando la independencia de su territorio y luego de una serie de acciones sociales, pedagógicas y políticas, llevadas a cabo durante todo este tiempo; los catalanes sienten que ha llegado el momento de saber a ciencia cierta cuántos de sus ciudadanos quieren la independencia. Sin embargo, esto es imposible. El gobierno central amparándose en la Constitución le niega a Catalunya el derecho a realizar un referéndum en condiciones.

Ser catalán e ‘indepe’ es considerado casi un delito de traición a la patria por el grueso de españoles. Dicen que Catalunya es insolidaria, porque pide un “concierto económico” a la Vasca, o sea uno que le permita administrar sus propios recursos, también la tildan de fascista y pueblerina por querer vivir en catalán y exigir respeto a sus rasgos culturales. Y hay quienes piensan que sus gobernantes son delincuentes y que están mejor en el banquillo de los acusados que haciendo política.

MIENTRAS YO SEA PRESIDENTE DEL GOBIERNO NADIE VA A ROMPER LA UNIDAD DE ESPAÑA” (MARIANO RAJOY DIXIT, 8 DE NOVIEMBRE DE 2014)

Por frases como estas, o como aquella que se hizo famosa durante la dictadura de Franco, “España, una grande y libre” -actual grito de guerra de los grupos de la extrema derecha española- desde la España profunda, las cosas se ven con menos beneplácito. “Presión, numerito, espectáculo”, estos son algunos de los adjetivos que desde el gobierno central y desde los partidos tradicionales como el PP y el PSOE, se dedicaron al multitudinario apoyo ofrecido al ex presidente de la Generalitat.

Pero Mas no es el único sentado en el banquillo de los acusados, la ex vicepresidenta, Joana Ortega y la ex consejera de Educación, Irene Rigau, también están siendo juzgadas por “desobediencia y prevaricación”. A Ortega se la juzga por ser el brazo derecho del ex presidente y a Rigau porque permitió que los colegios abriesen sus puertas para que los catalanes fuesen a votar, a pesar de que el Tribunal Constitucional español (TC) había impedido la realización del proceso propuesto por el gobierno catalán.

Sin embargo, si la consulta se llevó a cabo fue porque debido a todas las prohibiciones políticas y judiciales, el gobierno de la Generalitat entregó la consulta al pueblo. El 9N fue posible debido al trabajo de 42 mil voluntarios civiles que tomaron la posta y continuaron con el trabajo de realizar la cita, que ya sólo quedaría en un evento informativo, pues las argucias legales le habían hecho perder su carácter vinculante.

LA INICIATIVA POLÍTICA FUE MÍA Y DE MI GOBIERNO. LAS DIRECTRICES VENÍAN DE MÍ”. (ARTUR MAS DIXIT, 6 DE FEBRERO DE 2017)

En esta cita ante la justicia, Mas, cual caudillo que pretende pasar a la historia como el presidente que escuchó a una parte significativa de su pueblo y luchó a su lado por la independencia, asumió toda la responsabilidad de la consulta. Él sabe, entre otras cosas, que cuanto más defienda el proceso, mejor quedará a ojos de los que pronto podrían tener que escoger un nuevo presidente catalán.

Si todo va según lo planeado por la hoja de ruta independentista, antes de que acabe este año, pese a quien le pese y desobedeciendo el ordenamiento español, se realizaría el verdadero referéndum y el mandato del actual presidente de la Generalitat terminaría con una nueva convocatoria electoral en la que Mas ha declarado que podría participar así fuese condenado por la justicia española.

Si Artur Mas es hallado culpable del proceso realizado el 9N, ya ha manifestado que recurriría la sentencia ante los tribunales europeos. La condena que enfrenta el ex presidente es de 10 años de inhabilitación para cualquier cargo público. Para sus “colaboradoras necesarias” la justicia pide 9 años. Además, tampoco podrían ser elegidos, ni siquiera, para ocupar la presidencia, secretaría o vocalía de cualquier humilde junta de vecinos.

LO DE MAÑANA NO ES UN REFERÉNDUM , NI ES UN CONSULTA, NI PRODUCE EFECTO ALGUNO” (MARIANO RAJOY DIXIT, 8 DE NOVIEMBRE DE 2014)

Sin embargo, el resultado del 9N si produjo “efecto alguno”, le tomó el pulso al independentismo y este se mostró acompasado y robusto, pues algo más de 2 millones de catalanes -a pesar del miedo que intentó difundir el gobierno español- acudieron libres e ilusionados a votar; y el 80% de ellos voto SÍ al referéndum. Fue entonces cuando alguien en La Moncloa o quizá el mismísimo Rajoy cayeron en la cuenta de que el independentismo no es el sueño de cuatro trasnochados; había entonces que combatirlo con toda la artillería.

Y la máquina político judicial comenzó a andar más afinada y potente que nunca, se anunció el juicio a Artur Mas y se dejó claro que todo aquel que contraviniera los designios constitucionales sería enjuiciado. No tardo en caer la presidenta del Parlamento catalán a la que también enjuician por “desobediencia y prevaricación”, en su caso, por permitir una votación que según el gobierno central tenía como finalidad “abrir un proceso constituyente, concretando un plan preciso para la secesión de Catalunya”.

Pero la maquinaria no sólo se desplegó en el ámbito político y judicial, también se traslado al plano de la intriga pues en junio de 2016 se descubrieron unas conversaciones entre el entonces ministro del interior español, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude en Catalunya, Daniel de Alfonso. En las conversaciones grabadas por el propio de Alfonso, al más puro estilo de Vladimiro Montesinos, se escucha a Fernández pedirle a de Alfonso, cualquier cosa que pudiese incriminar en un caso de corrupción a algún integrante del gobierno catalán.

OTRO SÍ DIGO

Consultado Pablo Iglesias, líder de Podemos, sobre el juicio a Mas dijo: “no nos nos parece bien que se juzgue a nadie por poner las urnas. Habla mal de la democracia española que ocurra esto, al tiempo que ha habido niveles de impunidad escandalosa con la corrupción”. Y en esa corrupción bailaría hasta el propio Rajoy. “Se fuerte Luis” le escribía Rajoy a Luis Bárcenas, ex tesorero de su partido, cuando este último fue detenido por posibles irregularidades en la financiación del PP. “He sido fuerte Mariano” le contestaba Bárcenas a Rajoy, a su salida de la prisión.

España, es el país donde la Justicia NO juzga a su presidente, cuando el ex tesorero su partido (PP) -responsable de la contabilidad ‘opaca’ del mismo- confesó que también le había entregado a Mariano Rajoy uno de los famosos sobres con ‘sobresueldos’ que habrían cobrado los altos cargos del partido. Sin embargo, se permite enjuiciar a un ex presidente de una Comunidad Autónoma, por permitir que sus ciudadanos vayan a votar.

El juicio recién comienza y si el gobierno de Mariano Rajoy sigue empecinado en judicializar la política, la carrera hacia la independencia de Catalunya no parará, así lo afirman las organizaciones civiles catalanas y los políticos que apoyan el proceso. Hace sólo unas semanas el actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reafirmo en la voluntad de realizar el referéndum por la independencia antes de acabar el 2017. Y el pueblo afín a la causa así lo exige.