La viceministra a la el huaico se llevó

Efrosina Santa María Rubio, la viceministra, que tuvo que dejar el cargo por tomar sol en horario de trabajo, no habría viajado a España con dinero del Estado, tal como afirmó un reportaje de Panorama

Este domingo la opinión pública peruana se escandalizó viendo en ‘primetime’, cómo la viceministra de Agricultura, Efrosina Santa María Rubio (Sina para los amigos) se ponía bronceador en la entrepierna y disfrutaba de los beneficios de los rayos del sol, mientras el Perú se debatía frente a la tremenda emergencia ambiental ocasionada por “El Niño costero”.

La irresponsabilidad de Santa María es desde todo punto de vista condenable, máxime cuando por su cargo debía estar centrada en la resolución de problemas para solventar la terrible situación que atraviesa el país. Su falta de empatía con el dolor y la pérdida de los ciudadanos que le pagaban el sueldo es digna de un proceso ejemplarizador para que a ningún otro funcionario se le ocurra imitar su comportamiento.

Las imágenes de Panorama en las que vemos como la exviceministra se dedicaba a pasear en bici, patinar e ir a tomar el sol en horario laboral, nos revelaron la desfachatez y hasta la maldad de esta funcionaria, sin embargo, es incomprensible la falta de rigor del reportaje al señalar que un viaje de la exviceministra realizado a España fue pagado por el gobierno, cuando la resolución ministerial que exhiben afirma lo contrario.

Para confirmar lo que dice, Panorama resalta en el reportaje un fragmento de resolución en el que se señala que Santa María habría recibido 1400 dólares del Minagri en concepto de viáticos para su viaje a España, sin embargo, si leemos bien el documento que aparece en pantalla, ese dinero fue para un viaje realizado en febrero a Chile. Por el bien de todos, el rigor periodístico siempre debería ser preservado. Los periodistas no hacemos literatura, explicamos hechos contrastados.

Los hechos

El reportaje emitido por Panorama señalaba que la viceministra no cumplía con un horario de trabajo regular y que utilizaba el auto oficial para usos ‘domésticos y afectivo recreativos’. Pero Sina, que creía que desde su cargo podía ser una mujer 2.0, dejó entrever en sus declaraciones que estar en su oficina podría no ser necesario. ¿Ah sí?. “Mi celular es mi oficina, mi computadora es mi oficina, donde estoy con mi computadora es mi oficina”.

Sin embargo, y lo dice alguien que escribe y trabaja desde la playa e incluso desde la peluquería, tableta u ordenador en mano, a Sina lo único que le vemos en las manos cuando toma plácidamente el sol es el spray bronceador y luego de colocárselo, poco podría haber despachado desde la hamaca en la que yace, pues sólo la vemos dormir literal y realmente ‘a pierna suelta’.

Entre las cosas que el reportaje le increpa a la exviceministra, no está sólo su falta de rigor laboral, además, denuncia la cercana relación que mantiene con su fotógrafo personal, a la sazón, un funcionario del Ministerio de Agricultura. Según Sina, el fotógrafo no es más que un “colega de trabajo”.

Pero Bruno Renzo Torres, el “colega de trabajo” de la exviceministra, declaró este lunes en el programa radial de Nicolás Lúcar, que él y Sina son amigos desde hace tiempo, y que no le han puesto nombre a su relación. Como se diría por las tierras por donde vivo, Torres sería para Sina, “un amigo con derecho a roce”.

Otra de las acusaciones del programa de televisión en contra de la exviceministra es -como menciono al comienzo de este artículo- su reciente viaje a Zaragoza, España, que realizó en compañía de su ‘fotógrafo personal’. Según Panorama, “el viaje fue autorizado por resolución ministerial y los viáticos fueron pagados por el Estado”. Sin embargo, estas afirmaciones no son del todo ciertas.

La resolución hecha literatura

La resolución ministerial Nro. 0070-2017-MINAGRI “autoriza el viaje de la Ingeniera Efrosina Hilda Santa María Rubio, Viceministra de Desarrollo e Infraestructura del Ministerio de Agricultura y Riego a la ciudad de Zaragoza, Reino de España, del 05 al 12 de marzo de 2017 para los fines expuestos en la parte considerativa de la presente resolución”.

Según el primer párrafo de la “parte considerativa” de la resolución, la exviceministra habría viajado a España para participar como ponente en un evento internacional sobre el uso eficiente del agua, invitada por el “Zinnae, Clúster para el uso eficiente del agua”, a través de una carta de su presidente, y los “viáticos” a los que se refiere Panorama habrían corrido -en este caso- por cuenta del anfitrión.

“Que mediante la carta S/N fechada el 2 de febrero de 2017, el presidente del Zinnae, Clúster para el uso eficiente del agua, en su calidad de miembro del comité organizador de Smagua 2017 invita a la Viceministra de Desarrollo e Infraestructura del Ministerio de Agricultura y Riego para participar como ponente en los diversos eventos a realizarse en la Feria Internacional del Agua y Riego Smagua 2017 a realizarse en la ciudad de Zaragoza del Reino de España del 07 al 09 de marzo de 2017, indicando que los gastos de alimentación y transporte desde el hotel hasta la feria serían cubiertos por la Feria de Zaragoza”.

Zinnae, Clúster para el uso eficiente del agua -según su página web- “es una asociación sin ánimo de lucro que trabaja con el fin de impulsar soluciones a los desafíos de la seguridad hídrica mediante el desarrollo de negocio, la innovación y la transferencia de conocimiento y tecnología”.

Hasta aquí podríamos decir, bueno, el Estado no pagó los viáticos, pero seguro que pagó los pasajes. Sin embargo, en el segundo párrafo, el documento informa que es la propia exviceministra la que pagará su desplazamiento a España; cabría suponer que hizo lo propio con los gastos de su colega de trabajo, el fotógrafo.

“Que con carta S/N fechada el 03 de febrero de 2017, el director comercial de Marketing de la Feria de Zaragoza confirma la inscripción de la Viceministra al Programa de Misiones Comerciales Extranjeras, […] indicando que los gastos de desplazamiento, alimentación y transporte desde la ciudad de origen hasta Zaragoza correrán por cuenta de los visitantes”.

En otro de los párrafos de la resolución ministerial, se señala que mediante el memorandum Nro. 0064-2017-MINAGRI-DVDIAR, del 24 de febrero pasado, “la propia Viceministra Santa María, manifiesta que asumirá los gastos de transporte de ida y vuelta a la ciudad de Zaragoza del Reino de España”.

Y esto ocurre, no porque Sina sea “Perú Corazón” -que no sería el caso, luego de haberla visto disfrutando de la vida en medio de la catástrofe que vive el país- sino porque según el artículo 11 del reglamento de la ley 27619, “Ley que regula la autorización de viajes al exterior de servidores y funcionarios públicos”, aprobada durante el gobierno de Alejandro Toledo, este tipo de viajes sólo se autorizarán si no ocasionan gastos de ningún tipo al Estado.

“Los viajes al extranjero para concurrir a asambleas, conferencias, seminarios, cursos de capacitación o que se realicen por cualquier otro motivo siempre que no ocasionen ningún tipo de gastos al Estado, serán autorizados por resolución del titular de la entidad correspondiente”.

En el artículo 3 del apartado final de la resolución que autorizó el viaje de la exviceministra a Zaragoza, se afirma: “El cumplimiento de la presente resolución ministerial, no irrogará gasto alguno al Estado, ni otorgará derecho a exoneración o liberación de pago de impuestos o derechos aduaneros”.

A continuación, el artículo 4 de la resolución, y en estricta referencia a la ley 27619 indica que “la funcionaria cuyo viaje autoriza la presente resolución deberá presentar al Titular del sector, un informe detallado sobre las actividades y resultados de su participación dentro de los 15 días posteriores a su retorno al país”.

Movimientos en Zaragoza

Según el cronograma de actividades de Smagua 2017, la exviceministra Santa María, tenía programada su ponencia para el día 7 de marzo y el título de la misma fue: “Planificación del agua frente al cambio climático”. El día 8 de marzo se realizó la firma del convenio con Expoagua Perú. En tiempos en los que se habla de la privatización de la gestión del agua, sería importante conocer el contenido del convenio.

Informes de viajes

Los 15 días calendario o naturales para la presentación del informe se habrían cumplido el día 27 de marzo, pues el retorno de Sina -según la resolución ministerial- era el día 12 de marzo. Sería interesante saber si entre piscina, bicicleta y coordinaciones generales, la exviceministra pudo presentar el “informe detallado” de sus actividades en Zaragoza, o es que ya no tuvo tiempo de hacerlo debido a que renunció, ¿o la renunciaron?

En la página del MINAGRI, en el apartado de viajes al exterior, sólo podemos ver los informes de los viajes de funcionarios realizados durante el 2016, los viajes de la exviceministra no constan y sabemos, por Panorama, que aunque sólo llevaba en el cargo desde enero de este año, Sina ya había salido del país en dos oportunidades, a Chile el mes de febrero y a España hace tan sólo un par de semanas, y siempre acompañada de su fotógrafo profesional, su “colega de trabajo”, su amigo.

…Y la pregunta del millón es…

¿Por qué Panorama afirma que el viaje de Efrosina Santa María a Zaragoza fue costeado por el gobierno, si ya en el primer párrafo de la resolución ministerial que presentaron el domingo último se informa que los gastos de estadía y desplazamiento a esta ciudad los pagaba Zinnae, y en los párrafos siguientes del mismo documento consta que el desplazamiento de Perú a España van por cuenta de la exviceministra?

Anuncios

Espera un poco, un poquito más…

El archivo de la denuncia penal presentada en España en contra de César Acuña aún no es formal. El documento presentado a la prensa no cuenta con las firmas del juez, ni de ningún funcionario dando fe del hecho.

(Este blog ha sido publicado en La Mula.pe)

“La Universidad Complutense de Madrid no ha recibido ninguna sentencia sobre el archivo de la denuncia penal presentada en contra de César Acuña. Cuando lo recibamos nos pronunciaremos”. Así me lo dijeron esta mañana en la oficina de Comunicaciones de la citada casa de estudios, y luego el tu- tu del teléfono quedó resonando en mis oídos.

Desde hace unas horas los medios de comunicación peruanos ocupan páginas físicas y digitales sobre el archivo de la denuncia penal presentada en España contra César Acuña Peralta, por el supuesto plagio de su tesis doctoral sustentada ante la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Pero la universidad no sabe nada de nada.

El ex candidato a la presidencia del Perú después de meses de haber estado inubicable -por lo menos para esta servidora- ha afirmado textualmente, que el archivo de la denuncia de plagio por parte del Juzgado de Instrucción Nro. 42 de Madrid “es contundente y ayuda a limpiar mi imagen”. Sin embargo la denuncia ha sido archivada porque el juzgado considera que “dicho delito se encuentra ya prescrito”.

Según la Real Academia de la Lengua, en derecho, la palabra prescrito se refiere a la “extinción de una responsabilidad u obligación por haber transcurrido cierto periodo de tiempo especialmente un plazo legal”. En España, las denuncias por delito contra la propiedad intelectual prescriben a los 5 años y la tesis de Acuña habría sido publicada el año 2009.

Es necesario recalcar entonces, que el archivo de la causa no exime de la comisión del presunto delito. Recordemos que la UCM manifestó hace unos meses que “la Tesis doctoral analizada incurre en deficiencias e irregularidades al incorporar, en algunas partes, textos sin aplicar los criterios de citación y de reconocimiento de la autoría ajena que son exigibles en la metodología científica”.

Recordemos también, la confesión de parte de César Acuña en el programa El Valor de la Verdad, donde admitió haber plagiado.

Para el Juzgado madrileño, el caso tampoco puede seguir adelante porque no se cumple con el “ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de un tercero”, según señala el artículo 270 del Código Penal español, artículo en el que se basa la denuncia de origen presentada en contra de Acuña.

Sin embargo, desde que el doctorado se promociona como uno de los títulos que ostenta una persona que busca una victoria política, cuando además esa persona es el mandamás de varias universidades del país, el título deja de ser un galardón personal colgado en alguna pared y pasa a ser un elemento de prestigio que beneficia a quien lo detenta. Tener un doctorado abre puertas para el trabajo docente y de investigación tanto en el sector público como en el privado.

Ahora bien, si leemos y sobre todo observamos detenidamente el documento mostrado por Acuña, podremos ver el membrete del juzgado de Madrid, el nombre del juez a cargo de las diligencias previas y los fundamentos de hecho por los cuales se dan a conocer las razones del archivo de la causa.

1511499

En última instancia tenemos la parte dispositiva del documento la cual señala el “sobreseimiento provisional y el archivo de las presentes actuaciones”, y menciona que hay un plazo de 3 a 5 días para interponer un recurso de apelación directo o subsidiario, pero lo que no podemos ver son las firmas del juez, ni la del letrado de la administración de justicia, ni la del funcionario a cargo del trámite.

1511500

Sin embargo, la carencia de estas firmas no presupone que la resolución sea falsa. Para Jorge Gallegos, abogado peruano al que he consultado, “en Perú a veces los juzgados, cuando se trata de materias de baja pena le dicen a las partes: estoy redactando el documento pero aún no está firmado por el juez y se los dan a los abogados por amistad, y nosotros se los mostramos a nuestros clientes”.

En España, según el Real Decreto del 14 de septiembre de 1882, aprobatorio de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 141 revisado en mayo de 2010, se puede leer: ‘los autos’ –nombre oficial del documento presentado por Acuña- “serán siempre fundados y contendrán en párrafos separados y numerados los antecedentes de hecho y los fundamentos de derecho y, por último, la parte dispositiva. Serán firmados por el Juez, Magistrado o Magistrados que los dicten”.

Así las cosas, parece que aún habremos de esperar a ver el documento final del archivo de la causa penal en contra de César Acuña. También tendremos que esperar el pronunciamiento de la UCM respecto a si aún espera la respuesta del órgano competente de la Comunidad de Madrid para decidir si le retira el doctorado a César Acuña, o no.

Parece que la limpieza de imagen a la que se refiere Acuña sería sólo un lavado de cara, pues aunque la justicia española archive la denuncia penal en su contra, la cuestión de fondo persiste, y es el supuesto plagio cometido y reconocido por el propio “hombre de la raza distinta” en la televisión peruana y en horario estelar.

Enlaces de interés:

Lo que mal comienza, mal acaba

La denuncia penal presentada contra César Acuña en España es aceptada 

César Acuña: en Perú lo multan, en España se la pasan de taquito

¿Corrupción universitaria internacional? César Acuña y la Universidad Complutense de Madrid en entredicho

César Acuña y el don de la ubicuidad

Desmontando a César Acuña, candidato a la presidencia del Perú

Una más de Acuña ‘el vivo’

Lo que mal comienza, mal acaba

La inscripción de César Acuña en el doctorado de la Universidad Complutense de Madrid podría contener algunas irregularidades. César Acuña no contaría con ninguna titulación en pedagogía tal y como lo señala la “Certificación Académica Personal” emitida por esa casa de estudios.

(este blog ha sido portada de La Mula.pe)

Hace unos meses, el amor de hija llevó a Kelly Acuña Nuñez, hija de César Acuña Peralta -ex candidato a la presidencia del Perú- a hacer publica la “Certificación Académica Personal”, de los estudios de doctorado de su padre realizados en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Sin embargo otros detalles quedaron al descubierto.   

En abril de 2016, la hija de César Acuña Peralta publicó en su twitter la “certificación académica personal” con la cual pretendía esclarecer las dudas sobre el título de doctor obtenido por el “hombre de la raza distinta” en la UCM.

“Muy orgullosa de mi papá. Para todos los que lo calumniaron. La Complutense ayer ratificó su grado de doctor”.

Minutos después, el emocionado padre replicaba el mensaje de su hija, en su propia cuenta de twitter y le agradecía la publicación del documento, pues según él así demostraba que no había mentido. Y en verdad Acuña no miente cuando dice que tiene un doctorado de la UCM, porque lo tiene. Las dudas siempre han estado en la manera en cómo lo obtuvo.

“Gracias a ti hijita y a todos los que no dudaron de mí y creyeron en mis palabras. Hoy ratifico una vez más que solo hay dos caminos para ser exitosos: estudiar y trabajar”.

Cuarenta y ocho horas después, la UCM publicaba un comunicado informando que el documento exhibido por Kelly Acuña lo único que ratificaba era que César Acuña había realizado el doctorado en esa institución, pero NO era en modo alguno la ratificación del grado que aún se encontraban investigando.

“Se trata de un mero certificado académico que expide la Secretaría a petición del interesado, en este caso que el Sr. Acuña obtuvo su grado de doctor en 2009, como es bien conocido. La administración tiene la obligación de remitirlo en los plazos determinados”.

A parte de este certificado, la Complutense sólo ha emitido -en julio pasado- una resolución en la que confirma haber encontrado irregularidades en la tesis de Acuña: “la Tesis doctoral analizada incurre en deficiencias e irregularidades al incorporar, en algunas partes, textos sin aplicar los criterios de citación y de reconocimiento de la autoría ajena que son exigibles en la metodología científica”.

Lo que no manifiestan hasta el momento es el nombre de los expertos que integraron el tribunal que examinó al doctorando César Acuña, ni el por qué la tesis del ex candidato presidencial -aunque aprobada- nunca fue publicada en Teseo, la base de datos del Ministerio de Educación español en la que se publican todas las tesis aprobadas.

Certificación incierta

Sin embargo, lo más revelador es lo que dice el documento publicado por Kelly Acuña, pues a partir de la “Certificación Académica Personal” de la UCM, se abre otra interrogante: ¿cómo certificó la UCM los estudios del hombre de la “plata como cancha”en Perú, para permitirle acceder al doctorado otorgado por el Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico de la Educación?

Esta pregunta se la he trasladado vía correo electrónico a quien fue rector de la UCM cuando Acuña inició su doctorado, Rafael Puyol Antolín, sin embargo no he tenido suerte, y como en anteriores oportunidades no he recibido ninguna respuesta ni del ex rector, ni de esa casa de estudios.

En la “Certificación Académica Personal”

en el apartado forma de acceso se puede leer:

Estudios superiores o asimilados (Doctorados RD 185 y RD 778) título superior extranjero sin homologación- Autorización del Rector.

Estudios previos: Pedagogía

País de licenciatura: Perú

“La parte contratante de la parte contratante”

Según la ‘Certificación Académica Personal’ Acuña accedió al doctorado de la UCM sin homologar sus estudios y con la autorización expresa del rector, hasta ahí todo bien, pues este es un procedimiento permitido para los estudiantes que no pertenecen al Espacio Europeo de Estudios Superiores (EEE).

(Surgido en 1999, el EEE, pretende organizar y armonizar los sistemas educativos de los países que pertenecen a la Unión Europea, el objetivo es agilizar procesos y permitir que los estudiantes pertenecientes a este espacio puedan ejercer su derecho a la libre circulación)

Para la inscripción al doctorado en la UCM, Acuña presentó un “título obtenido conforme a sistemas educativos extranjeros, sin necesidad de homologación, previa autorización rectoral”lo cual significaba que la universidad debía comprobar que su nivel de formación fuese equivalente al título oficial de Máster Universitario y que facultase en el país expedidor el acceso al doctorado que pretendía realizar.

En el caso de Acuña, este requisito podría no haberse aplicado de manera estricta, pues mientras en la “Certificación Académica Personal” de la UCM el ‘hombre de la raza distinta’ presenta como estudios previos “Pedagogía”, ni en su hoja de vida publicada en el JNE -donde señala que no tiene estudios secundarios- ni en todas sus redes sociales aparecen tales estudios.

En la cuenta de Scribd de César Acuña encontramos el título de Maestría en Administración de la Educación, otorgado por la Universidad de Lima (UL), y ese es el único documento que cuenta con sellos consulares de la embajada de España en el Perú y es el único que contiene la palabra pedagogía en su descripción, sin embargo, ese no es un título que acredite tal carrera.

maestria-en-educacion-universidad-de-lima-1

maestria-en-educacion-universidad-de-lima-2

Pedagogo NO

Ilse Wisotzki, rectora de la UL de 1994 a 2014, en una conversación telefónica me manifestó que los estudios de Acuña en la Universidad de Lima los impartía la facultad de Administración de Empresas. “Ese era un curso de dos años que nosotros dábamos, pero no tienen nada que ver con la carrera de Pedagogía, sobre todo porque nunca hemos tenido esa cátedra en nuestra universidad”.

Pero esta maestría otorgada por la UL, también podría ser trucha, y con menos miramientos que su homologa española, la propia universidad así lo ha reconocido. Según Luis Coveña, asesor legal de la UL, en un comunicado publicado hace dos semanas en la web de esa casa de estudios -y que recién este último jueves los medios de comunicación peruanos han dado a conocer cual primicia-“se han encontrado evidencias de plagio en la tesis del señor César Acuña”.

Según Coveñas, desde febrero pasado, el Ministerio Público e Indecopi cuentan con el informe de la UL respecto a este caso y desde el 15 de julio han enviado una carta a la SUNEDU con igual información. “Estamos a la espera del dictamen del Ministerio Público para ver las acciones a tomar pues la Universidad no cuenta con los mecanismos para retirar el título de forma unilateral”, agrega Coveñas.

UCM invalida al Doctor

Volviendo a la “Certificación Académica Personal”, hay otro detalle que llama la atención. Según las normas de tramitación y procedimiento para el acceso al doctorado al pie del documento y resaltado en negritas manifiesta: “La resolución favorable de esta solicitud de acceso no implicará, en ningún caso, la homologación del título extranjero del que esté en posesión el interesado, ni su reconocimiento a otros efectos que el de cursar los estudios de Posgrado. El título de Doctor que se obtenga tendrá plena validez oficial”.

Sin embargo, en un artículo anterior sobre la aceptación de la denuncia penal presentada en España en contra de César Acuña, pudimos ver que en el título otorgado al hombre de la ‘plata como cancha’ decía expresamente que “NO producirá los efectos que a dicho título atribuye el artículo 13.1 del real decreto 778/1998 del 30 de abril, es decir: NO tendrá validez ni surtirá efectos académicos plenos que habiliten para la docencia y la investigación”.

Doctor NO, ¿ingeniero sí?

El único título de una carrera universitaria que posee Acuña es el de ingeniero químico por la Universidad Nacional de Trujillo (UNT). Sin embargo este también ha sido cuestionado. Masahiro Iwanaga, ex decano de la facultad de Ingeniería, no quiso firmar el título de bachiller de Acuña porque no recordaba haberlo tenido como alumno y en sus actas tampoco le constaba que estuviese matriculado.

Acuña fue desaprobado en la primera sustentación de su tesis para obtener el título de ingeniero químico, pero, según el ex rector de la UNT, Guillermo Gil Malca -previo cambio de jurado- “todo se resolvió en el segundo intento”. Algunos años después, Gil Malca fue condecorado por la Municipalidad de Trujillo por su “destacada contribución a la educación”. César Acuña era el alcalde.

Audio: Entrevista a Guillermo Gil Malca

Guillermo Gil Malca ha prometido enviarme documentación que acrediten sus palabras, por lo pronto sólo me ha remitido una carta que le envía al director del diario trujillano “La Industria” en la que desmiente las ‘suspicacias’ manifestadas en uno de sus artículos respecto al título de ingeniero químico firmado a Acuña.

El ex rector de la UNT también me ha enviado la sentencia de la fiscalía de Trujillo, en la que se desestima la denuncia presentada en contra de César Acuña y de su ex esposa Carmen Rosa Núñez, por ejercicio ilícito de la profesión, la denuncia también incluía al decano de la facultad de Ingeniería, Mario Alva Estudillo y al mismo ex rector por haber firmado el título profesional de Acuña.

Así las cosas, Acuña parece contar con muchos cartones, pero de poco le valdrían,aunque el de doctor, todo y haber sido expresamente invalidado por la UCM para ejercer la docencia y la investigación, lo exhibe en su Linkedin como garantía de pedagogo preparado para las lides académicas y de investigación que ejerce en la UCV, universidad que podría haber construído a su imagen y semejanza, pues es una de las que goza de menos prestigio a nivel mundial.

Postdata:

He intentado entrevistar al sr. César Acuña pero ha sido imposible. En el teléfono de su partido me dijeron que estaba de viaje y que me comunicará con los encargados de prensa de su bancada en el parlamento, uno de los responsables de dicha oficina despidió mi llamada con un abrazo pero del día y hora en el que podía ubicar al líder de su partido nada supo decirme.

Desolada le escribí un correo electrónico a la dirección que aparece en su página web (http://www.cesaracuna.pe) y la única respuesta que recibí fue:

“La entrega al siguiente destinatario fracasó de forma permanente: cesaracuna@cesaracuna.pe Detalles técnicos de la falla permanente: Google intentó entregar su mensaje, pero fue rechazado por el servidor para el dominio del destinatario cesaracuna.pe por mail.cesaracuna.pe. […]. No existe este usuario”

Continuará….

Enlaces de interés 

La denuncia penal presentada contra César Acuña en España es aceptada

César Acuña: en Perú lo multan, en España se la pasan de taquito

¿Corrupción universitaria internacional? César Acuña y la Universidad Complutense de Madrid en entredicho

César Acuña y el don de la ubicuidad

Desmontando a César Acuña, candidato a la presidencia del Perú

Una más de Acuña ‘el vivo’

César Acuña: en Perú lo multan, en España se la pasan de taquito

La Universidad Complutense de Madrid se lava las manos sobre las irregularidades encontradas en la tesis de César Acuña: “ya no tenemos nada más que decir,  eso sigue otro curso”.

Ha pasado más de un mes desde que -el 1 de agosto- una denuncia penal fuese interpuesta en un juzgado de Madrid en contra de César Acuña Peralta, y nada ha ocurrido. Es más, para indignación del denunciante, Miguel Gallardo, presidente de APEDANICA, la Fiscalía Provincial de Madrid dice no tener conocimiento de la misma. El origen de la denuncia es la acusación de plagio de la tesis doctoral, sustentada por Acuña el año 2009 en la Universidad Complutense de Madrid. 

Es penal, pero no hay castigo

Según Miguel Gallardo, lo ocurrido con su denuncia denota “incompetencia” y en una queja presentada ante la fiscalía manifiesta: “el hecho de que el fiscal jefe José Javier Polo, diga que no tiene la denuncia de APEDANICA, o no la encuentre, un mes después de haberla presentado, cuando sé que el juzgado instructor se la ha trasladado, resulta tan grave que solicitamos se inspeccione todo cuanto pueda aclarar la situación”.

Según la oficina de Prensa de la Fiscalía Provincial de Madrid, si el fiscal Polo desconoce la denuncia penal en contra de Acuña podría deberse a que agosto -por las vacaciones de verano en España- es un mes ‘inhábil’, y el trámite de la misma se habría iniciado el 1 de septiembre. Sin embargo, según los plazos procesales del Colegio de Abogados de Madrid, “todos los días y horas del año serán hábiles para la instrucción de las causas criminales”. Y una denuncia penal es una causa criminal.

La Complutense ya no juega

Por su parte, la investigación de plagio del excandidato a la presidencia de Perú, tampoco ha avanzado en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). La oficina de prensa de la universidad manifiesta: “no tenemos nada más que decir respecto al caso de César Acuña, eso ya sigue otro curso”. Sin embargo no supieron decirme cuál era ese “otro curso”.

Recordemos que a finales de julio pasado, la UCM publicó una resolución en la que afirmaba que según el informe elaborado por el Vicerrectorado de Tecnologías de la Información, “la Tesis doctoral analizada incurre en deficiencias e irregularidades al incorporar, en algunas partes, textos sin aplicar los criterios de citación y de reconocimiento de la autoría ajena que son exigibles en la metodología científica”.

Y agrega: “Considerando que tales deficiencias e irregularidades pudieran ser determinantes de que la Tesis del Sr. Acuña careciera del requisito de originalidad exigido por la legislación universitaria, la Comisión insta al Rector a iniciar un procedimiento de revisión de oficio, en el que se habrá de recabar informe del Órgano Consultivo Autonómico, cuyas conclusiones serán vinculantes para la Universidad”.

En conversación telefónica el vicerrector de Tecnologías de la Información de la UCM, Luis Hernández Yáñez, manifestó: 

El título de doctor de Acuña ya ha sido revocado. 

– ¿Revocado? 

– Revocado. 

– Pero si se estaba esperando el fallo del Órgano Consultivo de la Comunidad de Madrid, ¿ya ha sido emitido? 

(en ese momento Hernández buscó la resolución en su ordenador y corrigió su respuesta.)

– El asunto está ahora en manos de la Secretaría General de la universidad, yo no sé nada más del caso.

Dicha oficina está cargo de Matilde Carlón Ruíz, lamentablemente, debido a sus constantes reuniones de trabajo, comunicarme con ella ha sido imposible. Hace unos días le envié un correo electrónico, pero tampoco he recibido respuesta. Al parecer la ley de transparencia a la que están sujetas las administraciones públicas españolas no siempre es acatada.

Investigadores fauleados

Otro aspecto que despierta suspicacias es que la resolución de la UCM del 29 de julio de 2016, “insta al Rector a iniciar un procedimiento de revisión de oficio, en el que se habrá de recabar informe del Órgano Consultivo Autonómico”. Sin embargo, ¡oh sorpresa!, el Órgano Consultivo Autonómico se encontraba disuelto desde diciembre de 2015. “A pesar de la encomiable y rigurosa labor que ha desempeñado y con el fin de racionalizar la Administración con un menor coste para los ciudadanos, se decide suprimir el Consejo Consultivo de la Comunidad”.

El 28 de diciembre se publicó la ley que disolvía el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid y el 19 de enero de 2016 se publicó el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Comisión Jurídica Asesora de la Comunidad de Madrid (que releva al Consejo Consultivo) y en lo referente a las consultas de universidades públicas señala: “los dictámenes se solicitarán por sus rectores y se cursarán a través del Consejero competente en materia de universidades”.

Según la oficina de prensa de las consejerías de Educación, Juventud y Deporte, y la Dirección General de Universidades e Investigación de la Comunidad de Madrid: “no hemos recibido ninguna comunicación de la UCM de ningún tipo relacionada con el señor César Acuña, además, la Comunidad de Madrid está al margen de las cuestiones académicas de las universidades públicas”. O sea, ¿quién tiene la pelota ahora?

Indecopi centra y ataca

La opacidad de la Universidad Complutense de Madrid y de las instancias consultadas, choca con las sanciones impuestas en Perú en contra de César Acuña. El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) ha multado a Acuña con el pago de 5 unidades impositivas tributarias (UIT) por “violación de derechos de autor”, debido al plagio de las tesis de la UCM y de la Universidad de los Andes de Colombia.

Además, Acuña también tendrá que pagar otras 5 UIT por atribuirse tanto la autoría, como la coautoría del libro de Otoniel Alvarado Oyarce, “Política Educativa-concepto, reflexiones y propuestas”. La Universidad César Vallejo encargada de la edición de las publicaciones alteradas deberá pagar 18 UIT. “Cabe precisar que esta resolución podrá ser apelada”, señala Indecopi.

Pero, incluso cuando César Acuña es hallado culpable y multado, logra salir poco perjudicado de la situación. Qué será para el hombre de “la plata como cancha”, pagar de su bolsillo 10 UIT. Según la SUNAT, en su página de Índices y Tasas 1 UIT esta valorada en 3.950 nuevos soles, con lo cual Acuña deberá pagar 39.950 nuevos soles (10.476 euros) por apropiarse de la creación intelectual de otras personas, lo cual le ha servido para obtener títulos y acreditar competencias que no tendría. Por ahora la está sacando barata.

Enlaces de interés:

¿Corrupción universitaria internacional? César Acuña y la Universidad Complutense de Madrid en entredicho

César Acuña y el don de la ubicuidad

Desmontando a César Acuña, candidato a la presidencia del Perú

Una más de Acuña ‘el vivo’

A confesión de parte, relevo de prueba

Por si la Universidad Complutense de Madrid necesita más pruebas para tomar una decisión en el caso de César Acuña, dejo por aquí este fragmento del programa “El valor de la Verdad”, en el que el ‘doctor’ Acuña admite el plagio de su tesis.