Puro y duro

(este blog ha sido publicado en La Mula)

Desde hace más de dos décadas, durante un fin de semana, Barcelona se transforma en la capital del sexo y del porno. La última edición del Salón Erótico (SEB) concluida este domingo 9 de octubre volvió a exponer no sólo cuerpos desnudos en actitudes sensuales -como sugiere el título del evento- sino que exhibió casi todas las variedades que la industria del porno nos ofrece.  

Alguna vez el intelectual peruano Marco Aurelio Denegri dijo: “pornografía es todo acto peniano vaginal”. Y penes y vaginas interactuando es lo que se podía ver a lo largo y ancho del recinto donde se realizó el evento, lo cual no es de extrañar, pues el SEB nace a consecuencia del Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona (FICEB), que celebró su primera edición en 1993.

Industria del porno y del sexo en España

El objetivo del FICEB en un primer momento fue dinamizar y normalizar la industria del sexo en España, aunque después de 23 años esto no se ha cumplido del todo. Según Amarna Miller, actriz porno, protagonista del vídeo de promoción y portavoz de la presente edición del SEB, la falta de regulación del trabajo sexual en España no ofrece las mejores condiciones para el desarrollo de su actividad.

Por eso la actriz, desde hace un tiempo, vive y trabaja en los Ángeles, “allí la industria del porno está más regulada, existen asociaciones, reglas y controles sanitarios más estrictos que ofrecen las garantías y condiciones para trabajar con tranquilidad. En Europa la cosa aún es muy caótica y de España ya ni hablemos, no hay convenios colectivos ni sindicatos ni entidades que nos puedan proteger correctamente”.

Y es esta misma falta de regulación, la que para Amarna, condena a los y las trabajadoras sexuales -prostitutas, actrices y actores porno, y ‘webcamers’- a desarrollarse en condiciones más precarias que otros trabajadores. “En España, la falta de un marco legal en el ámbito de la pornografía y del trabajo sexual, y el estar en un limbo donde estas prácticas no son legales ni ilegales, nos condena a trabajar en condiciones de desigualdad y hasta de abuso”.

Sin embargo para actores como Víktor Rom, actor porno gay radicado en Madrid, la falta de regulación permite que productoras del resto de Europa graben en España.  “Aquí se está grabando más que en otros países europeos, porque podemos hacer de todo: ‘bondage’, dominación, sumisión, sadomasoquismo, ‘fisting’, todo lo que son perversiones fuertes y duras […] en otros países hay leyes que no lo permiten, en cambio aquí, no hay problema”.

Pornografía y machismo

Durante los años de realización del SEB, se ha criticado el carácter machista del evento y el supuesto trato vejatorio hacia la mujer, en este sentido, deberíamos entender que el contenido responde al tipo de público que mayoritariamente consume pornografía y el supuesto trato vejatorio que se atribuye en contra de la mujer, es el mismo que se ejerce en contra de los hombres y de los animales que aparecen en los vídeos de este talante.

Según Amarna y para acabar con los tópicos, “este Salón ha querido atraer a una mayor cantidad de público femenino que consuma una pornografía ética, es decir, una pornografía en la que actores y actrices seamos tratados en igualdad de condiciones, con una remuneración justa y dentro de un ambiente sano, seguro y adecuado”. Además se han pasado cortos dirigidos por mujeres y se ha abordado la problemática de las trabajadoras sexuales.

Sexo explícito

El Salón Erótico de Barcelona, el más importante en su género en Europa, cada año lleva a sus escenarios a conocidos artistas de la industria del sexo quienes despliegan sus habilidades delante de un público ávido de emociones fuertes. En el evento se ha podido ver desde masajes eróticos, hasta escenas de sadomasoquismo, así como tríos y cuartetos en sesiones de sexo explícito, pasando por los que se dejan atar a una camilla para que les hagan costillas hasta morir de placer, o no.

Según el diario español La Vanguardia, “la edición de este año ha servido para incrementar la internacionalización del evento, que ya es la cita más importante del sector en toda Europa, al recibir más de 1.000 profesionales y más de 25 medios de comunicación de todo el mundo, procedentes de lugares tan distintos como Corea del Sur, Estados Unidos, Alemania, Holanda, Inglaterra, Francia, Italia, Chile, Argentina o Perú”. Y los de Perú fuimos nosotros.

Público culto y sensible

Entre los asistentes al evento había gente desde los 18 años hasta los 60 y más, y habían tantas mujeres como hombres mirándolo todo con absoluta expectación. Los espectáculos así como las últimas novedades en juguetes sexuales, artilugios y hasta muebles, concitaban la atención de los miles de asistentes a la cita. El ‘sexdiván’ y los productos de excitación femenina hechos a base de cannabis llamaron poderosamente mi atención.

El ‘sexdiván’, como su nombre lo indica es un diván súper funcional pues permite tanto el descanso, como la realización de diferentes posturas sexuales. Y los productos de cannabis -promocionados irreverentemente por el cartel de una monja que parece ver la luz- son un lubricante y un ‘vibrador líquido’ que en palabras de la vendedora, “es genial, si te lo pones en los labios hace cosquillitas, ahora imagínate si te lo pones en la zona íntima”.

Cabe recalcar que el publico era respetuoso -y pese a lo que se pueda pensar- nadie iba intentando ganarse ‘alguito’ entre la concurrencia. La música electrónica altísima que salía por los parlantes del recinto, hacía pensar que estábamos en una discoteca abarrotada de gente que, como si de un concierto se tratara, sólo quería grabar vídeos y hacer fotos de todo lo que ocurría en los escenarios.

Ahora bien, algunos dicen que a los servicios higiénicos masculinos no se podía entrar porque los que se habían animado más, estaban allí poniendo en práctica conocimientos nuevos y adquiridos. Sin embargo, según algunos comentarios de los asistentes, en esta edición no se han traspasado los límites que años anteriores habían escandalizado a propios y extraños.

¡Cámara, acción!

En el Salón Erótico pude entrevistar a Bibian Norai, directora artística del SEB y reconocida actriz y galardonada directora de cine porno español. A continuación el vídeo de la entrevista y de la visita al evento que según los organizadores ha logrado reunir a 26 mil asistentes en sus tres días y medio de realización.